¿QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA EL FACTORAJE FINANCIERO? LIQUIDEZ A LA MANO.

TU REGLAMENTO INTERIOR TE PROTEGE. PAPELITO HABLA.
10 septiembre, 2020
Buzón IMSS, la nueva plataforma
10 septiembre, 2020

¿QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA EL FACTORAJE FINANCIERO? LIQUIDEZ A LA MANO.

Con frecuencia, las pequeñas y medianas empresas (pymes) que negocian con empresas grandes se hallan frente al obstáculo de no poder convertir sus pagos por cobrar en dinero en efectivo de forma inmediata o sumamente rápida.

Las grandes empresas suelen pagar las facturas de sus proveedores en plazos que van de 30 a 120 días, lo que puede llevar a una pyme a distintas complicaciones económicas, como el endeudamiento bancario ante la inminente necesidad del pago de nóminas, la obtención de materia prima para la elaboración de sus productos o bien, de recursos para el préstamo de sus funciones, así como del pago de los servicios básicos (agua, luz, mantenimiento) del espacio en donde opera.

Si la pyme está adscrita al mercado internacional, tal situación resulta aún más compleja debido a las variaciones en las legislaciones mercantiles correspondientes a los países con los que se tiene el acuerdo.

Existe también la probabilidad de que la empresa sea tan pequeña que no pueda adquirir un préstamo en el banco debido a las altas tasas crediticias de esta clase de apoyos.

Afortunadamente existe el factoring o factoraje financiero como alternativa a estos potenciales embates monetarios. Éste funciona de la siguiente manera:
El proveedor de bienes o servicios vende sus facturas (pagos por cobrar) a una tercera empresa dedicada a esta financiación (factorante) a un valor menor al del monto total original y recibe de inmediato el dinero que requiere. Al cumplirse el período de pago, el comprador liquida la factura directo con el factorante.

Ventajas del factoraje

El factoraje financiero es una opción idónea para las pymes porque:

● Representa una fuente de financiamiento flexible y accesible.

● Proporciona liquidez a corto plazo.

● Obtiene las sumas monetarias de forma segura y pagando al factorante únicamente la comisión por el servicio proporcionado.

● Reduce los costos de operación al ceder las cuentas por cobrar a un tercero (empresa de factoraje).

● Disminuye los riesgos de endeudamiento.

Asimismo, el factoraje es una gran alternativa para las grandes empresas porque les permite:

● Mejorar su tesorería.

● Mantener, sin costo alguno, una financiación óptima.

● Continuar con el curso cotidiano de su pago de facturas sin dañar la relación comercial con sus proveedores.

De los pagos por cobrar a la liquidez inmediata


¿Cómo gestionar el factoraje financiero?

1. La empresa factorante analiza legal y financieramente a la empresa que desea el factoraje.

2. Si por sus resultados la empresa proveedora resulta candidata para el factoring, se elabora un plan de tasa de interés por este servicio a la par de la línea de crédito.

3. Dicho plan se presenta a la empresa proveedora para su autorización.

4. Si ambas partes están de acuerdo, se procede a la firma de la documentación del factoraje, que incluye contratos y pagarés.

5. Por último, se ingresan a la plataforma respectiva los XML que requieran ser fondeados y estos quedarán resueltos en tan sólo unos minutos.

Si deseas iniciar con tus trámites de factoraje o saber más sobre el tema, en Satega estaremos complacidos de asesorarte, sin importar el tamaño de tu empresa. Contacta a nuestros asesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *