CONSUMO LOCAL, ECONOMÍAS FUERTES
17 abril, 2020
¡A PASARLA BIEN EN CASA!
30 abril, 2020

POLÍTICA MONETARIA LIQUIDEZ PARA MÉXICO

A raíz de las medidas adoptadas para evitar la propagación de COVID-19, la actividad económica mundial ha sido afectada considerablemente. Esto ha llevado a diversos países a reducir significativamente sus tasas de interés y a implementar otras medidas extraordinarias para promover el buen funcionamiento de sus sistemas financieros.

Este entorno ha conducido a que disminuyan las inversiones en portafolios de riesgo y economías emergentes. Además, tres agencias calificadoras de riesgo crediticio redujeron las calificaciones de México y de Pemex, y dos de ellas ubicaron a esta última por debajo del grado de inversión.

Lo anterior, aunado a la caída de los precios del petróleo, ha incidido negativamente en el comportamiento de los mercados financieros de nuestro país, por lo que se estima que el PIB en el primer semestre de 2020 podría llegar a presentar una reducción mayor a 5% respecto del mismo periodo del año previo.

Ante esta situación, el Banco de México (Banxico) ha tomado acciones para proteger la economía nacional. Además de disminuir a 6% la tasa de interés, elaboró un plan de 10 medidas que buscan:

Promover el funcionamiento ordenado de los mercados financieros. Para ello, entre otras medidas, se ampliará el horario de operación de coberturas cambiarias en los mercados nacionales que están cerrados cuando los internacionales se encuentran activos.

Fortalecer los canales de otorgamiento de crédito. Se otorgarán recursos y facilidades de financiamiento a las instituciones bancarias y de banca múltiple para que puedan dar financiamiento y canalizar crédito a micro, pequeñas y medianas empresas, así como a personas físicas afectadas por la pandemia.

Proveer liquidez para el sano desarrollo del sistema financiero. En este sentido, las medidas se dirigen a las siguientes instituciones:

  • Banca de desarrollo.
  • De crédito (certificados bursátiles corporativos de corto plazo y deuda corporativa de largo plazo).
  • Bancarias.
  • Entidades tenedoras de deuda gubernamental.
  • Instrumentos bursátiles.

En conjunto las acciones apoyan al sistema financiero hasta por 750 mil millones de pesos (equivalente a 3.3 % del PIB de 2019). Adoptar las acciones necesarias contribuirá a un mejor ajuste de los mercados financieros nacionales y de la economía en su conjunto. Asesórate para tomar las decisiones que protejan tu patrimonio o te permitan aprovechar oportunidades de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *