REUNIÓN QUE DEFINE EL RUMBO
18 noviembre, 2020
REFORMA LABORAL DE TELETRABAJO.
11 febrero, 2021

JUSTICIA ALTERNATIVA DESDE EL DIÁLOGO

El principal componente en el desarrollo de una organización son las personas y las relaciones que se establecen entre ellas. Estos humanos cargan consigo historias y experiencias –con su respectiva dosis de emociones– que pueden afectar el desarrollo de la operación y la convivencia en el día a día. La creación y resolución de conflictos en el ámbito laboral está directamente ligada a la capacidad que cada uno de ellos tenga para entablar un diálogo respetuoso y sincero que permita resolver las diferencias tomando en cuenta el objetivo que comparten.

Si bien proceder de esa manera es lo más práctico para prevenir y solucionar disputas, la realidad es que el diálogo constructivo, la escucha activa, así como el saber dar y recibir retroalimentación, aún no forma parte de nuestra cultura. Por el contrario, vemos –o vivimos– casos en los que relaciones que tomaron mucho tiempo en construirse se ven amenazadas e incluso llegan a perderse debido a desacuerdos que muchas veces pudieron haberse resuelto con una buena comunicación. En esos casos las diferencias se convierten en problemas que escalan a tal grado que se pierde todo lo construido con colaboradores, clientes, proveedores e incluso entre socios.

En el afán de defender lo que cada quien cree que es justo, las partes involucradas se ven inmersas de lleno en juicios que duran meses o años, dedicando energía, tempo y dinero a buscar una solución a una situación que parece no tener otra salida. 

Sin embargo, en México contamos con mecanismos de justicia alternativa que pueden ser una opción óptima al implicar menor tiempo, menor inversión de recursos y menor desgaste emocional para los involucrados. La justicia alternativa incluso puede ayudar a restablecer relaciones que ya están dañadas, así como prevenir y solucionar posibles disputas de una forma pacífica. 

La justicia alternativa es una herramienta para la solución de conflictos. Tiene como propósito lograr un acuerdo entre los involucrados a través de la voluntad, la cooperación y el diálogo, proporcionando una opción de defensa legal más sana.

En estos métodos de solución de conflictos no interviene un juez, sin embargo, se tiene la misma certeza jurídica que una resolución en un tribunal. Esto está garantizado por el Instituto de Justicia Alternativa (IJA), que opera en Jalisco desde al año 2011.

¿Cómo funciona? 

Dentro de la justicia alternativa existen diferentes métodos para la defensa y protección de los derechos, mismos que permiten prevenir y en su caso solucionar conflictos, construyendo soluciones viables y de forma más ágil, los cuales pueden llevarse a cabo a través de Centros de Mediación y Conciliación autorizados por el Instituto de Justicia Alternativa. Entre los métodos antes mencionados, encontramos los siguientes:

Negociación
Ejercicio de la comunicación, en el cual las personas involucradas dialogan para encontrar una solución o acuerdo viable para terminar el conflicto.

Mediación
Interviene un organismo neutro para facilitar la comunicación entre las personas interesadas y llegar a la solución del conflicto, absteniéndose de proponer opciones o soluciones.

Conciliación
Uno o varios conciliadores facilitan la comunicación entre las personas involucradas, formulando propuestas o recomendaciones para llegar a un acuerdo o convenio que dé solución al conflicto.

Arbitraje
Las personas involucradas, de mutuo acuerdo, deciden nombrar a un tercero independiente, denominado árbitro, que será el encargado de dar solución al conflicto. 

Ventajas y beneficios

La Ley de Justicia Alternativa:

  • Agiliza la solución de conflictos entre particulares, evitando el trámite de juicios prolongados.
  • Ofrece breves tiempos de respuesta, más reducidos que en los procedimientos jurisdiccionales.
  • No afecta a los medios ordinarios de litigio previstos en la ley, de tal manera que, si no llegase a resolverse el conflicto dentro de los medios alternativos, se puede acudir a los tribunales del fuero común.
  • Se presta atención a los intereses de las partes en conflicto y no solamente a sus derechos y obligaciones.
  • Tiene impacto positivo en la relación futura de los involucrados.
  • Fomenta la transigencia, la tolerancia y la negociación ante la posibilidad de un futuro conflicto de intereses de carácter judicial.
  • Desinhibe a las partes para transparentar los verdaderos intereses que tienen en la controversia, al desaparecer al juez como autoridad.
  • Evita el desembolso de fuertes cantidades de dinero en el proceso de un juicio y en conceptos de tiempo y esfuerzo.
  • Fomenta la función cívica de resolver conflictos de manera privada.

La justicia alternativa se desarrolla sin juicios ni abogados, es menos costosa, se obtiene una solución en menor tiempo e implica mucho menor desgaste emocional en comparación con la vía tradicional de un tribunal. Sin embargo, es importante que si llegas a considerar echar mano de ella, te informes sobre los alcances de los procedimientos alternativos –como conciliación, mediación, negociación y arbitraje– para que realmente puedas aprovechar las ventajas que ofrecen como opción de protección y defensa para prevenir y solucionar conflictos. 
¿Te gustaría saber cómo llevar un proceso aplicando los métodos de justicia alternativa? Acércate con nosotros y te asesoramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *